28 octubre, 2018

Actividades de la archidiócesis

En la misión: ¿Qué quieres que haga por ti?

https://www.archimadrid.org/images/Jornadas_Cursos_Eventos/2019/09/Carta_Pastoral_cardenal_Osoro_2019_web.pdf

En el marco del mes misionero, la jornada del 5 de octubre de 2019 se desarrollará con el siguiente horario:

08:00 horas Apertura de la catedral de Santa María Real de la Almudena. Durante toda la mañana se podrá venerar la imagen de Jesús de Medinaceli, sobre su trono procesional, a los pies de su madre, la Virgen de la Almudena. La entrada de los fieles se realizará por la plaza de la Almudena para salir por la calle Belén.

12:00 horas. Solemne Eucaristia. Durante la misma, la archicofradia Primaria de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli entregará a la Virgen de la Almudena la medalla de Medinaceli.

15:00 horas Cierre de la catedral para preparar la imagen para la procesión.

18:00 horas. Salida procesional de Cristo de Medinaceli desde la catedral, con el siguiente recorrido: Mayor, Puerta del Sol, Alcalá, Cedaceros, Carrera de San Jerónimo y del Duque de Medinaceli, para entrar en la basílica de Cristo de Medinaceli.

Actividades del curso 2018/2019:

Carta del arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, al Papa Francisco: https://www.revistaecclesia.com/siempre-junto-a-pedro-carta-del-arzobispo-de-madrid-cardenal-carlos-osoro/

¿Catequesis solo para niños?

Cuando se pronuncia la palabra catequesis la mayoría de la gente piensa inmediatamente en los niños. Pero es un asunto que concierne a todos, y especialmente a los adultos, pues somos su referente de la vivenvia de fe.

No se trata de un curso o aprendizaje de conocimientos doctrinales para la celebración de algunos sacramentos, sino también, y sobre todo, de la vivencia de fe, y esto en omunidad y en salida hacia los demás. Su realización es responsabilidadde toda la comunidad. Y toda ella debe estar comprometida de una u otra manera. Los catequistas deben sentirse apoyados por ella.

La catequesis no se limita a determinados espacios y tiempos, sino que sucede cada vez que un grupo o una persona se pone a la escucha de la Palabra, la interioriza y la vive en comunidad.

Por último y quizá lo más esencial, es que su fuente primaria no es ningún texto ni la habilidad y aceptación del catequista, sino la Palabra viva de Dios y el eco que en cada uno ella tiene. Pues catequizar es precisamente eso, hacer eco a la Palabra de Dios.

Texto extraído del Taco de Mensajero del 24 de octubre: https://tacomensajero.com/